Pluma y papel

Y escribir es lo único que nos salvará de la muerte. Ni el amor, ni la salud, ni el dinero. Nada de esto nos salvará si no disponemos de un don que se nos proporcionó a la mayoría de nosotros de pequeños: la escritura. Y no solamente la escritura, sino también el arte, esa capacidad de apreciar la belleza, de valorar un bonito trabajo estético y de pensar y replantearse el mundo de otra manera.

Escribir. ¿Existe algo mejor? Una de las pocas vías de escape que nos quedan. Poder expresar cuándo, dónde y cómo quieras lo que sientes y lo que piensas. Dejar que tu pluma se deslice por el papel suavemente, sin esfuerzo, expresando de una manera más ordenada todo aquello que habita en tu interior. Escribiendo es como uno llega a conocerse realmente. Escribiendo es como uno llega a conocer realmente a los demás. Descubres tus propios sentimientos ocultos, que no brotan de tu boca por miedo, vergüenza o timidez, pero que sí se plasman en la hoja que tienes frente a ti. No hay mejor desahogo que escribir, y no solo en los momentos de alegría, en los que crees que ese recuerdo o ese momento debe quedar gravado para la posteridad, sino también (y especialmente) en los momentos de abatimiento, cuando crees que nada puede ir peor, cuando ves que el mundo se te viene encima y que no habrá forma de salir de la sepultura que tú mismo te has cavado.

Escribo a todas horas y todo tipo de cosas: relatos (no muchos porque no tengo tanta imaginación), frases que me parecen bonitas, reflexiones… Incluso escribo un diario cuando me pasan cosas importantes (ya sea para bien o para mal) o cuando tengo ganas de expresarme, pero he tomado una decisión: no quiero que nadie lo lea, así que, cuando muera, uno de mis deseos será que se queme y que solo queden sus cenizas. Una parte de mí que fue importante en su momento, pero que no creo que tenga transcendencia para otras personas.

Finalmente, cuando escribes, juegas con una gran ventaja. Tú decides quién lee y quién no tus escritos, pero te recomiendo una cosa: de vez en cuando, abre tu corazón y permite que alguien cercano pueda conocer un poquito más de ti.

Anuncios

6 comentarios en “Pluma y papel

  1. “Escribiendo es como uno llega a conocerse realmente. Escribiendo es como uno llega a conocer realmente a los demás. Descubres tus propios sentimientos ocultos, que no brotan de tu boca por miedo, vergüenza o timidez, pero que sí se plasman en la hoja que tienes frente a ti”.

    Yo no lo hubiera dicho mejor. Me ha encantado tu manera de expresar lo que para mí también es una necesidad: escribir. 🙂

  2. Que post tan cierto!! Yo tambien escribo diarios, sobretodo cuando viajo o si me pasa algo fuera de lo normal. De vez en cuando los leo y cuando veo como me ha cambiado la letra o como escribia hace unos años me hace gracia. Es bonito ver como he crecido a traves de ellos. Me he sentido identificada en varios aspectos, pero sobretodo con el hecho de que yo tampoco dejo leer muchas cosas, me gusta ver que hay gente parecida a mi en algun lugar de la blogosfera 🙂
    http://www.eleutheromaniavictim.blogspot.com

    • Me alegra que te haya gustado. A mí también me hace gracia leer lo que escribía hace un tiempo y a veces me río de lo tontas que eran mis preocupaciones! Enseguida me paso por tu blog (:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s