Ponle tú título a este revoltijo de sentimientos

Se escribe mejor cuando se está triste, o eso dicen. La alegría no se puede transmitir con palabras, se vive y se goza; por eso las novelas con final feliz no gustan; por eso no tienen calidad literaria los cuentos alegres, o eso dicen.

Siempre optimista, a todas horas animada, cada día feliz, todos los lunes con una sonrisa en la boca. Se acabó. Basta, y esta vez va en serio. Una también se cansa de aparentar una felicidad que no la acompaña, de desafiar a la tristeza interior que a diario la atormenta, de no hacer caso a esa nostalgia que no sirve de nada ignorar porque la ignorancia de la nostalgia no hace que desaparezca, sino que vaya creciendo, alimentándose poco a poco de tu corazón. Y sí, soy contradictoria. “No hay que echar de menos al verano”, intento aleccionar siempre a todo el mundo, pensando que cuento con la verdad absoluta. ¿Y cuándo me viene a mí esa nostalgia por el verano? Ahora, cuando las hojas de los árboles empiezan a caer, cuando estamos casi en noviembre y la gente ya ni se acuerda del verano pasado porque ya está pensando en las Navidades.!!!9890c6ade58206168386b611061fe3fb

Triste, pero cierto. Si es que cualquier cosa puede despertar esa nostalgia adormecida. Desde una canción que suena en el momento menos oportuno por la radio hasta las entradas del concierto al que fuisteis juntos, pasando por la nota que te dio con su número, o la foto del primer día que saliste de fiesta con tu nueva amiga (esa compañera con la que no pensabas forjar una amistad tan grande), o la cuenta de aquel restaurante, o la pulsera que te hizo aquella niñita tan especial, o el billete de tren que no sabíais dónde os llevaría, o el libro que os había encantado a ambos, o ver escrita esa curiosa palabra que él te enseñó, o las libras que aún te quedan en el monedero, o la sonata para piano que él tocó para ti, o el collar con el pajarillo liberado que llevaste a todos lados (y que ahora se ha roto). Se ha roto como tú por dentro. Rota es cómo estás ahora. Te duelen hasta las entrañas de lo rota que estás.

Me aferro demasiado a lo material, a aquellos objetos que me encantan y que inevitablemente me recuerdan a momentos y a vivencias increíbles, a personas extraordinarias y a lugares paradisíacos (por mucho que la temperatura en aquellos lugares fuese siempre inferior a 15º C). Tú estabas en el paraíso y nadie te iba a convencer de lo contrario. Perolo material se rompe, se desgasta, se estropea, acaba muriendo, acaba tirado en la basura. Aunque no te quieras dar cuenta, no durará toda la vida, y ya va siendo hora de que abras los ojos. Sí, abre los ojos, idiota, y deja de pensar en lo que pudo ser o en lo que será. Calla esa vocecita que te dice en todo momento que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Llorar y reír

Quería llorar, pero no me salía ni una lágrima. No podía llorar porque no tenía motivo para ello, no había una causa concreta, ni sufrimiento, ni dolor, y eso era lo que quería sentir, dolor. Me agobiaba pensar que estaba triste porque sí, quería padecer. Si estás triste, que al menos sea por algo, porque te han roto el corazón o porque alguien te ha decepcionado mucho, porque no has conseguido el puesto de trabajo por el que tanto habías luchado o porque se te ha muerto algún ser querido. Pero entonces las lágrimas afloraron a mis ojos cuando menos me lo esperaba, el único día que me había maquillado un poco, para que un río de tinta negra fluyera por mis mejillas. Por fin tuve lo que quería.

 

Anuncios

2 comentarios en “Ponle tú título a este revoltijo de sentimientos

  1. Me quedo con una frase: “Calla esa vocecita que te dice en todo momento que cualquier tiempo pasado fue mejor”. Cada momento es único e irrepetible, unos mejores que otros, pero debemos vivirlos todos y cada uno de ellos, saber disfrutarlos y saber sacarles la experiencia que nos sirva en un futuro.

    Un saludo,
    Patricia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s