Malas

Padres del mundo, no os separéis, en serio. No sé qué pasa pero todos los tíos que conozco últimamente tienen a los padres divorciados y son unos cabrones. Tienen familias un tanto disfuncionales y muchos fines de semana con la casa libre, ocupada solo a veces por el hermano mayor que intenta molestar lo mínimo. Populares, por supuesto, con miles de amigos en Facebook y en la vida real, apoyados y amados por todos, en su gran mayoría hombres. Son una especie rara, triste, muy seguros de sí mismos por fuera, pero con una increíble necesidad de ser queridos. No lo entiendo, déjate querer, será mejor. O quizá soy yo la idiota que ha querido ver eso en el interior. A lo mejor no es fachada, a lo mejor es su manera de vivir, su modus operandi. Son encantadores siempre, atentos contigo y muy generosos, pero siempre quieren solo sexo. Son el mejor chico del mundo hasta que se te follan o hasta que no lo consiguen. Entonces eres ya un estorbo y eres una zorra. Sí sí, si consiguen llevarte a la cama eres una zorra, por supuesto, ¿cómo puede gustarle el sexo a una mujer? ¿qué poco se valora que me la tiré en la segunda cita, no? Si no consiguen acostarse contigo, eres una zorra, claro está, tanto tiempo hablando con él significa que estabas pidiendo un polvo a gritos. Pero pobrecitos ellos, pobres, la de tiempo que han perdido intentando acabar con tu boca en su polla. Ellos que son hombres y tienen necesidades, y nosotras, las malas, que no se las satisfacemos siempre que quieren… Pobres, tantos fines de semana perdidos quedando con chicas que no les darían sexo. Un fin de semana menos sin salir de fiesta, otro sin ir al partido de fútbol, otro sin ir al apartamento en la playa, otro sin las cervezas con los colegas. Qué malas somos las mujeres.

sin

En serio, padres del mundo, no os divorciéis, que vuestros hijos acaban como acaban, siendo unos putos cabrones que odian a su padre por lo que hizo sufrir a su madre pero que hacen lo mismo con la chica a la que están conociendo, su futura presa.

Y me he dado cuenta de que me creo única, pienso que soy la pobre desdichada a la que le pasan estas cosas, pero no. Últimamente no paro de leer/oír historias de chicas a las que les ha pasado exactamente lo mismo. No lo de los padres divorciados, tranquilos, eso me ha pasado a mí y dos veces seguidas en poco tiempo. Pero no soy la única que se ha enamorado de un idiota, ni la única a la que ese idiota engañó haciéndole creer que la quería. No soy la única que está pendiente de esa prometida llamada que no llega. Tampoco soy la única a la que no le contestan ese Whatsapp ya leído, que lleva con dos ticks azules desde hace días. Ni la única a la que el chico ha presentado a sus amigos (¿y por eso ya te creías que la cosa iba en serio? Pobre ilusa). Claudia, maja, no eres la única a la que han cuidado y mimado, a la que han abrazado mientras dormías, o te han traído un vaso de agua a la cama, o te han dejado escuchar esa canción mientras lo hacíais o te ha preparado el desayuno, o te han esperado hasta que llegase tu tren y te han despedido con un beso. Eso no significa nada. No erais nada. Me encerraré en casa y no saldré. Así a lo mejor dejo de conocer a gilipollas.

hell

PS: No va en serio lo de los divorcios, lo escribí enfadada.

Anuncios

8 comentarios en “Malas

  1. Tres preguntas:

    1) ¿Te han prometido estar contigo para siempre? Yo soy de los que creo que las relaciones esporádicas también pueden, y deben, ser humanas. El desayuno en la cama, un beso en la estación, cariño… Todo eso puede entrar para mí dentro de lo normal. No sabía yo que las relaciones esporádicas tenían que ser sexo y solo sexo. Los hay que buscan cariño y al mismo tiempo sexo, o viceversa. ¿Es eso malo?

    2) ¿El problema es de ellos o está en ti? ¿No será un defecto de las hijas de familias convencionales confundir un beso, un paseo, el cariño sensual, con promesas de futuro? ¿No será que te niegas a aceptar que puedes ser una más, sí, una más, con la que .han disfrutado y querido?

    Y 3) ¿Te han llamado zorra directamente o eso piensas tú que piensan ellos? De todas formas, y sea cual sea la respuesta, amí, personalmente me encantan las zorras, si eso significa que es una mujer que disfruta, como yo disfruto a veces de la sexualidad.

    Alguien tenía que salir en defensa se loa hijos de padres divorciados, ¿no? 🙂

    • Ya decía yo que estaba tardando en aparecer un comentario así. Jajaja En realidad no iba a publicar esta entrada, escribir esto solo me sirvió para desahogarme, pero me hace gracia ver cómo reacciona la gente.
      A tu primera pregunta, uno de ellos sí que me lo prometió todo y mucho más, pero el problema claro que también está en mí y lo digo cuando afirmo que soy un poco idiota si me creo que pequeños gestos como los que enumero significan que estáis en una relación. Y la tercera pregunta prefiero no contestarla.
      Has hecho una buena defensa, por cierto!

  2. Dejo una serie de ideas desordenadas y poco maduradas.

    Curiosa asociación “hijo de padres divorciados = cabrón”. Una pena que al final hayas puesto que no iba en serio porque desmontaste mi respuesta. Aún así, siguiendo mi máxima de “ninguna consecuencia es producto de una sola causa” te pregunto: ¿no había algún patrón común -aparte de ser hijos de padres divorciados- en esos chicos que te han tratado mal? Ejemplos: ¿tenían estudios?, ¿eran rubios?, ¿eran unos chulos?, ¿tenían menos de veinticinco años? No sé, pero me da que alguna de estas cosas también influye. Y me da que alguna de ellas hasta puede que te guste. Son solo suposiciones.

    Dices que solo uno te prometió todo -y luego no fue así-. Eso está mal. Pero ¿y los otros? Ninguno de los otros te ha mentido, ¿no? Sería curioso reescribir este texto desde el otro punto de vista. Algo así como “los hijos de padres que llevan juntos toda la vida no saben la diferencia entre una relación esporádica y un compromiso, entre follar y hacer el amor”.

    Por desgracia, la mujer sigue siendo una zorra en lo que a sexo se refiere. El otro día escuché a un compañero decir que a él le gustaba correrse en la boca de las mujeres, pero no lo practicaba con su mujer porque no quería que ella “fuese así”. Intuyo que quería decir “así de zorra”. Qué raro, ¿verdad? Yo pienso exactamente lo contrario.

    Antes, uno esperaba al lado del teléfono, mirando el auricular, ese desagradable timbre que sonaba a música celestial. Ahora se espera al lado del móvil mirando el doble check azul. ¿Al lado de qué esperaremos en veinte años?

    • Díselo a ellos, que lo reescriban desde su punto de vista jajaja! La verdad es que sería interesante saber exactamente qué piensan. Y entonces es cuando me doy cuenta de que este texto iba dirigido solo a una persona, que el otro chico me dio igual en el fondo y que sigo enfadada solo con ÉL.
      Claro que tendrían otras cosas en común, es cierto, aunque el color de pelo no creo que tenga mucho que ver porque uno era moreno y otro rubio jajaja!
      Interesantes reflexiones las tuyas… y , de verdad, no os toméis muy en serio el escrito jajaj! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s